El 20 de enero de cada año el comité católico del popular barrio esquipulteco, se organiza para realizar actividades en la celebración del día de San Sebastian. Durante todo este día varias familias vecinas de dicho barrio esquipulteco se reúnen en el oratorio del barrio para acompañar el rosario y la santa eucaristía en honor a San Sebastian.

Quien fue San Sebastian: San Sebastián fue unos de los primeros mártires cristianos. Nació en Gallia, Narbonne* en el seno de una familia romana adinerada.  Después de finalizar sus estudios ingresó al ejército imperial.   San Sebastián mostró gran destreza profesional y rápidamente fue ascendido a capitán oficial de la guardia romana por el emperador Diocleciano. 

San Sebastián desde muy joven tenía un incalculable amor al prójimo y una gran fe en Cristo. Era un hombre piadoso que además manifestaba una inclinación bien marcada para aquéllos que sufrían persecución.   Cuando el emperador Diocleciano, bajo la influencia de Galerius, empezó a perseguir a los cristianos en el año 303, San Sebastián visitó en la prisión a muchos de ellos y secretamente les llevaba alimentos y consuelo.  El hizo muchos actos de caridad y amor.  La tradición cuenta que curó a la esposa de un soldado con solo hacer la señal de la cruz.  También sanó a muchos otros y a un gobernador.

Cuando San Sebastián finalmente fue descubierto que era un cristiano, los soldados romanos lo entregaron a los arqueros mauritanos, quienes lo ataron a un tronco de un árbol y le perforaron flechas en el cuerpo.  Sin embargo sobrevivió a las heridas de esta tortura y fue sanado por la viuda Santa Irene.  Luego él volvió a predicar el evangelio y defendió a los cristianos de Diocleciano, quién finalmente lo mandó a matar con golpes de mazos.  Se dice que sus seguidores rescataron sus despojos y luego le dieron sagrada sepultura en las Catacumbas, hoy llamadas las Catacumbas de San Sebastián, en la Vía Apia en Roma, sitio donde en el año 367 una basílica, que es una de las siete principales iglesias de Roma,  fue construida sobre su sepulcro*.  La iglesia actual fue terminada en 1611 por el Cardenal Scipio Borghese.  Sus reliquias fueron trasladadas en el año 826 a San Medard en Soissons. donde se levantó un templo en su honor.

La naturaleza de las infecciones por la Muerte Negra que azotó a Europa durante el siglo XIV, hizo a la gente comparar los ataques “al azar” de esta peste con los ataques de las flechas.  En sus desesperaciones estas personas buscaron la intersección de un santo quien hubiese sido martirizado con flechas.  Desde entonces se considera que San Sebastián es el santo protector contra las pestes. Se estima que sus respuestas a oraciones por la protección contra la peste, fueron testimoniadas en Roma en 860, Milán en 1575, y Lisboa en 1599.

El más antiguo mosaico de San Sebastián muy probablemente pertenece al año 682.  En el se muestra a un hombre barbudo con  vestimentas de la corte, pero no presenta caracterización alguna de flechas.  Fue el arte del renacimiento que primero lo retrató como un joven perforado por las flechas.     La festividad de San Sebastián es el 20 de enero.

[mudslide:picasa,0,walterglandaverry,5564694946694245105]