Saliendo de mi casa a primera hora, con el pelo planchado y la camisa peinada, me topé con un grupo de indígenas que tenían bloqueada la carretera interamericana en el paso de San Esteban, Chiquimula.  Estacioné el vehículo cerca  y me dirigí  a observar al grupo que tenía el control.  De paso venía un campesino con su carreta de helados y le pregunté qué es lo que pasaba ahí adelante, lo cual yo ya sabía por la radió y la retajila de carros parados en fila, lo cual me respondió el señor con toda sinceridad y paciencia:  ES QUE EL GOBIERNO QUIERE CERRAR LOS HOSPITALES Y NOS QUIERE QUITAR LAS MEDICINAS.  A eso está mal  –le contesté– para llevarle la corriente.    Seguí caminando, cuando estaba ahí el tapón cerrado con todo lo que pudieron tomar: ramas, piedras, sus  machetes Corneta de media vida en posición alerta, sus matates con el almuerzo frío quizá un par de tortillas o tamales de viaje sin faltar su pedazo de dulce de panela y su bote de agua.

Los campesinos, quizá pocos sabían del propósito del bloqueo, quizá los lideres. Los demás eran relleno de iglesia, que hacían bulto para acuerpar el objetivo desconocido o tal vez desinformado, pero ahí estaban.

Me decía un lider campesino hace años de ahi de Quezaltepeque:  “yo solo recibo la llamada de los dirigentes en Guatemala que hay que cerrar el paso en tal lugar y yo llevo mi gente y lo cerramos, después nos enteramos en la radio por que estamos tapando“. Para que miren como funciona el sistema, hoy en día quizá por Facebook lo hacen.

Bueno, no me acerque mucho por seguridad.  Luego regresé al vehículo siguiendo a toda la mara que se tiraba por San Esteban, saliendo allá por Sábana Grande para llegar a San José La Arada y luego sin sentirlo estaba en la ciudad de Chiquimula allá por el Barrio El Molino, detrás de cientos de vehículos que tomaron la misma decisión.

Luego en la radio, mencionaban de otro tapón en Zacapa, precisamente enfrente de los puentes de la entrada, lo cual realice unas compras de una tuberías y me trasladé para Zacapa, lo cual era verídico, ahí estaba otro gran número de campesinos, hasta tarima tenían en media carretera, ahí si habían muchos, lo cual regrese y nos tiramos por otro desvío ahí por Santa Rosalía solo que del otro lado de la carretera, conduciéndonos a la par del canal de riego, hasta llegar a La Fragua, Zacapa, donde volvimos a caer a la carretera interamericana, para luego ingresar a Zacapa por el gran puente nuevo, que acá entre nos, costo ni nada más ni nada menos que 42,000,000 o sea 42 millones, ni me alcanzaban los ojos de ver tantos números, que quizá eso es una barbaridad, pero logré llegar a mi reunión en El Maguey, Zacapa únicamente 3 horas tarde, gracias a Dios, las personas tenían otros temas que tratar mientras llegaba.

Bueno, al grano, ¿será que está bueno que hagan estos bloqueos? Desde el punto de vista de libre locomoción de las personas está mal, por el trabajo de todos, desde el punto de vista económico está mal por que interfiere con las entregas de productos al mercado y al extranjero, perdiéndose productos no perecederos y logran grandes pérdidas de dinero y clientes en el extranjero.  Por ejemplo, el restaurante en California está atenido que le llegarán sus fresas tal día y no puede esperar ni quedarse si el producto, lo que hace al quedarle mal es buscarse otro proveedor y en este caso otra empresa quizá de otro país.

Pero del lado de los campesinos quizá tengan razón de hacer ese tipo de eventos pues se dan a escuchar en este país tan desigual donde los escuchados y atendidos son los que más poseen y viven en las zonas urbanas y los abandonados, engañados, maltratados, discriminados son los campesinos de las áreas rurales.  Tienen razón de exigir tierras para trabajar, medicina para su salud, atención médica gratuita, apoyo o subsidios en sus unidades productivas entiéndase semillas, fertilizantes, buenos precios de sus cosechas, asistencias técnicas, entre otras.

Pero, la cosa no es así nomás, pues a veces se politiza mucho la cuestión, por ejemplo, ese bloqueo el día jueves, el evento el día viernes donde participó Colom y los dos frentes estaban de la mano y besito, nos deja mucho que pensar, pues se dice que posible hay un trasfondo político todo eso, pues el gobierno pretende utilizar esos grupos de campesinos para lanzar a su señora esposa como candidata a la presidencia, a cambio de promesas y más promesas, no me crean lo anterior, pero si contémplenlo en sus análisis diario.

Bueno, por otro lado muchos empleados, se han puesto contentos con estos paros, pues es bonito llamar al jefe y decirle que llegará tarde al trabajo o no podré llegar pues estoy trabado acá en el bloqueo.

Bueno, un saludo a todos los lectores.

Escrito por: HAMBLIN DUARTE.