la actividad de reventar cascarones en este día de festejos carnavalescos ya no se practica en los colegios de Esquipulas, hace algunos años la tradición era llevar sus cascarones rellenos de retacitos de papel y confeti, pero en este año varios colegios no participaron de dicha festividad carnavalesca, según nuestra investigación esta actividad ya no es practicada por los alumnos debido a el mal comportamiento que los alumnos daban a este juego de la quiebra de cascarones y pica pica, por ese motivo directores de centros educativos de Esquipulas prefirieron celebrar este día de otra forma mas sana.

Antes los niños y jóvenes jugábamos sanamente en este día con los cascarones pintados y rellenados por nosotros mismos era una bonita actividad, aunque en estos días los jóvenes ya no practican los valores humanos.

El carnaval es una celebración pública que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma cristiana, con fecha variable (desde finales de enero hasta principios de marzo según el año), y que combina algunos elementos como disfraces, desfiles, y fiestas en la calle. Por extensión se llaman así algunas fiestas similares en cualquier época del año. A pesar de las grandes diferencias que su celebración presenta en el mundo, su característica común es la de ser un período de permisividad y cierto descontrol.

El origen de su celebración parece probable de las fiestas paganas, como las que se realizaban en honor a Baco, el dios del vino, las saturnales y las lupercales romanas, o las que se realizaban en honor del buey Apis en Egipto. Según algunos historiadores, los orígenes de esta festividad se remontan a las antiguas Sumeria y Egipto, hace más de 5.000 años, con celebraciones muy parecidas en la época del Imperio Romano, desde donde se expandió la costumbre por Europa, siendo llevado a América por los navegantes españoles y portugueses a partir del siglo XV.

El carnaval está asociado principalmente con el catolicismo, y en menor medida con los cristianos ortodoxos orientales; las culturas protestantes usualmente no celebran el carnaval o tienen tradiciones modificadas, como el carnaval danés.

La celebración del carnaval más grande del mundo es la de Río de Janeiro, pero muchos otros países tienen importantes celebraciones, como la que se celebra en Italia, en el Carnaval de Venecia, en Colombia con el Carnaval de Barranquilla; en España con el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, el Carnaval de Cádiz y el Carnaval de Águilas los cuales son además los únicos carnavales españoles en tener la categoría de Fiesta de Interés Turístico Internacional.[1] [2] [3] El Carnaval del Uruguay es el más largo del mundo, pues se inicia a fines de enero y finaliza en las primeras semanas de marzo. Su capital, Montevideo, fue declarada en 2009 Capital Iberoamericana del Carnaval. El Carnaval boliviano, con caporales y morenadas, debe su actual auge en Europa debido a la emigración reciente. Al igual el carnaval de Veracruz, en México. Una celebración carnavalesca muy colorida es el de República Dominicana, donde desfilan variados personajes de trajes brillantes y ruidosos y representativos de folcklor dominicano.