Después de varios días de camino a pie, sufriendo las inclemencias del clima arribaron a nuestra bella ciudad Esquipulas.

Con lágrimas en sus ojos dieron gracias a Dios por venir a Esquipulas a venerar la milagrosa imagen del Cristo Negro. La fe es poderosa, de todas las edades vinieron a esta ciudad a pedir por la paz de Guatemala.

           

 Los peregrinos Caminantes de Palencia, lograron sus objetivos, sus metas y su gran fe en la imagen del cristo moreno de Esquipulas. Fueron aproximadamente 1,200 peregrinos que participaron en esta gigantesca peregrinación.

Esquipulas los recibió con los brazos abiertos.  A eso de las 3:00 PM dio inicio la Santa Eucaristía ofrecida por el Abad Héctor Sosa por agradecimiento a todos los peregrinos Caminantes de Palencia.

Para ver fotos click aquí.