Cada época que pasa se ha ido dejado la práctica de los juegos tradicionales que de niños practicábamos, como el clásico juego del trompo, que antes eran fabricados de madera de guayabo y decorados con pintura o temperas y girados con un pequeño cordel de cáñamo, un bonito juego que poco a poco se ha ido perdiendo en las nuevas generaciones. Aun queda en mi memoria cuando de niño emocionado íbamos con todos los amigos a buscar la madera de guayabo y luego nos dirigíamos a una ferretería a buscar el cordel de cáñamo a comprarlo por yarda. Esos juegos tan sanos que de niños disfrutábamos  en compañía de vecinos y amigos de aquella dorada época ya nadie le pone ninguna importancia, emocionante juego donde los jóvenes y niños compartíamos sanamente del juego del trompo.

Poco a poco las nuevas generaciones de niños y jóvenes, fueron dejando este bonito juego del trompo por el uso del internet, maquinas electrónicas de juegos, juegos de video entre muchas más alternativas innovadoras que se han ido inventando. Antes los niños y jóvenes nos reuníamos en el campo de la feria lugar cercano donde yo viví por mucho tiempo para competir por el mejor trompo, y así adquirir el respeto de los demás, muchos se proponían a decorar su trompo con los mejores colores y estilos, y muchos otros solo les interesaba que su trompo zumbara cuando fuera lanzado durante el juego del trompo.  Qué bonito eran esos juegos donde simplemente nos divertíamos de una manera sana y calidad. Hoy en día ya es poco poder observar que los jóvenes se aficionen por este tipo de juegos, y unos otros de rara vez  compran los nuevos trompos hechos de plástico para practicar este clásico juego chapin. El juego del trompo.

click aqui para ver galeria de fotos