Desde hace medio siglo y un poco más la educación guatemalteca, se ha mantenido estática y poco funcional.

Antes de ese medio siglo, dos gobernantes guatemaltecos, hicieron sustanciales cambios estructurales en todos los ámbitos a nivel nacional, pero particularmente en la  educación.

El primer reformador de la educación en Guatemala (1871), fue el General Justo Rufino Barrios, estos son sus logros: 1. promulgación de la primera ley de instrucción publica, 2.creación  del ministerio de educación, 3. estructuración del sistema nacional de Educación que comprendió los niveles primario, segundario, y universitario, 4.consolido legalmente la escuela primaria como:  Laica, gratuita y obligatoria, 5. Sistematizó la enseñanza media, creando  los institutos normales en Chiquimula, el Instituto Normal para Varones de Oriente; en Quetzaltenango Instituto Normal para Varones de Occidente; en Guatemala, el Central para Varones, también los de: San Marcos, Cobán, Jalapa, y Antigua Guatemala, 6. Fundo

La Escuela Normal Central para  Varones en donde se dio inicio la formación profesional de maestros de educación primaria, 7. Diversificó la enseñanza creando el Conservatorio Nacional de Música, escuela de Agricultura, Escuela Politécnica, Escuela de Comercio y las Escuelas de Arte y Oficios y funda la Biblioteca Nacional.

El segundo iluminado para reformar la educación en Guatemala, fue el maestro Juan José Arevalo Bermejo.

La obra literaria profunda, del Dr. Arevalo pedagógica, Filosófica, Sociológica y Sociopolítica, servia como consulta oficial, en todos los niveles educativos en  Guatemala.Otros logros del maestro Juan José Arévalo: Escuelas tipo Federación. Ley de Escalafón para el Magisterio  Nacional.

Facultad de Humanidades. Instituto de Antropología é Historia. Autonomía Universitaria. Comité Nacional de Alfabetización. Departamento de Educación Rural.  Aumento de sueldo a los maestros. Fundo la Editorial del ministerio de Educación la cual facilitó la impresión de libros a nivel nacional. La  prioridad número uno en la administración del maestro Juan José Arévalo (1945-1951), fue la educación, que en ese periodo fue un ejemplo para el mundo y gloria para América.

El Dr. Arévalo profetizó “El día que el magisterio nacional se politice, el andamiaje educativo se viene abajo”.

La profecía del maestro Juan José Arévalo se cumplió, y estas son algunas de las debilidades de la educación:

  1. la dirigencia magisterial desde el nivel PRE-primario hasta el nivel Universitario, está  politizada.
  2. Maestros que tenían 10 ó 15 años de haberse jubilado, vuelven a las aulas, no para mejorar la educación, si no para mejorar su jubilación.
  3. La dirigencia magisterial porta en su playera la efigie del  revolucionario argentino-cubano, Ernesto “Che” Guevara, cuando demanda al gobierno, mejorar el sistema educativo; debería lucir mejor, la foto del ¡maestro! Juan José Arévalo Bermejo.
  4. en el departamento de Chiquimula, en el término de tres años, han cambiado ocho veces al Director Departamental de Educación. El maestro es Apóstol de al educación, no trabajador de la Educación.

   .

Pedagógicamente: Jorge Arquímides Manchamé Palma.