silencio tras el anuncio de su divorcio del presidente Álvaro Colom, para poder participar como candidata presidencial en los comicios de septiembre, y aseguró que la decisión “es un sacrificio familiar y personal”.

En un mensaje grabado difundo por los medios locales, Torres dijo que la decisión de separarse legalmente fue tomada de mutuo acuerdo con el mandatario, con el objetivo de “defender los programas sociales y desvanecer cualquier insinuación de querer manipular las instituciones del Estado”.

“Esta es una de las decisiones más importantes de mi vida, pues implica un sacrificio familiar y personal. Nuestro amor con el presidente es más sólido que nunca, y jamás ha estado sujeto a ningún papel. Sin embargo, el amor a Guatemala y nuestro compromiso con los más necesitados, lo es aún más”, expresó Torres de Colom.

La jueza Midrel Roca, titular del Juzgado Segundo de Familia, quien conoce la demanda, dijo este martes que el divorcio de la pareja presidencial podría concretarse en menos de un mes, luego de que se realice una “junta conciliatoria” entre los cónyuges.

Al ser declarada la separación legal, a Torres de Colom ya no se le podrá aplicar la prohibición contenida en el artículo 186 de la Constitución guatemalteca, que impide a los familiares del presidente en funciones aspirar a la primera magistratura.

La aún primera dama de Guatemala, quien anunció el pasado 8 de marzo su decisión de presentar su candidatura a la Presidencia, se quejó este martes de haber sido víctima durante los últimos tres años de un “salvaje asedio” de parte de: “sectores comprometidos con lo más oscuro de nuestra historia”.

Ello, por haber ayudado al mandatario Colom a coordinar los programas para la reducción de la pobreza en el país centroamericano.

“Durante este tiempo han sido innumerables los ataques y calificaciones en contra de mi persona, y en silencio he soportado difamaciones y calumnias de todo tipo, las cuales han ido en contra de mi condiciones de mujer y de madre de familia”, señaló en el mensaje grabado.

El oficialista partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), que apoya la candidatura de Torres de Colom, en una declaración oficial divulgada este martes afirmó que la separación de Colom y la primera dama es una “muestra de ese compromiso y del amor a Guatemala” que tienen.

El divorcio de la pareja presidencial ha desatado una avalancha de críticas de parte de diversos sectores de la conservadora sociedad guatemalteca, que han saturado las redes sociales de Internet y los programas de micrófono abierto en las emisoras locales.

La decisión también ha sido censurada por líderes de la oposición y juristas, que advierten que al divorciarse la pareja presidencial habría incurrido en el delito de “fraude de ley”, por simular la separación legal para evitar la prohibición constitucional que impide la candidatura presidencial de la primera dama.

El artículo 4 de la Ley del Organismo Judicial establece que “los actos contrarios a las normas imperativas y a las prohibitivas expresas, son nulos de pleno derecho (…) se considerarán ejecutados en fraude de ley y no impedirán la debida aplicación de la norma que se hubiere tratado de eludir”.

fuente: adn.es