Cada día que pasa y veo las noticias de nuestro pueblo mi mente rápidamente piensa en violencia y la poca unión de nuestra gente.

Y es que talvez, no soy poeta ni escritor y se que tengo muchas faltas ortográficas, pero algo si tengo muy claro y es el amor que siente mi corazón por la tierra donde nací, hoy extraño la paz y la unión de nuestra gente, el apoyo a nuestros artistas, los buenos bailes de las fiestas julias, las espectaculares veladas de elección de nuestra belleza, los sensacionales encuentros de fútbol en el estadio del Inboica, y muchas cosas más que poco a poco se ha ido perdiendo en nuestra gente.

 

Tal vez por la envidia, por odio, o por creernos los superiores, sin tomar en cuenta que ante los ojos de Dios, todos somos iguales, y que nadie es mayor que nadie. Hoy que escribo esto solo te pido Dios mío, que aun con todo lo que sucede con nuestra gente tengas misericordia de nosotros, porque como tu muy bien lo dijiste, nosotros no sabemos lo que hacemos.

Te doy gracias por la vida y por nuestro trabajo, por la oportunidad de poder vivir y de compartir con nuestros semejantes, de poder ayudar a los que más lo necesitan. Por eso Dios mío te pido por la unión de nuestra gente, que dejen a un lado la hipocresía, el rencor, la prepotencia, y que la humildad sea parte de la personalidad de toda la nación.

Para que de esta manera las noticias reflejen la alegría, la unión, y la fe, de nuestra gente, trabajadora, exitosa, y unida. Y que siempre llevemos a Esquipulas cada vez más alto.

Y que juntos compartamos siempre tus sabias palabras amados los unos a los otros.