Cada día que me levanto y doy gracias a Dios por estar vivo y poder abrir mis ojos para ver lo maravilloso que es la vida.

Me doy cuenta que sin Dios no puedo vivir, no pudiera ver ni pudiera ver las maravillas que el dejo en nuestro planeta tierra.

Al salir de mi casa y ver amanecer un día mas en mi vida, incline mi cabeza para meditar y para agradecer a Dios la oportunidad de seguir viviendo en este planeta tierra. Al mismo tiempo pensé  que aunque no soy adinerado soy muy feliz  por tengo todo mi cuerpo completo para poder caminar, trabajar y todo lo que es necesario para subsistir de una forma digna.

Mientras  talvez en otro lugares de este planeta hay muchas personas que no tienen nada que comer, o peor aun no tienen alguna parte de su cuerpo para poderse movilizar libremente, o poder trabajar para ganar el dinero para comprar lo necesario para subsistir. Hay muchas personas en el mundo y en mi ciudad Esquipulas y en Guatemala que nadie les tiende una mano amiga para ayudarlos a salir adelante. O peor a muchos son abusados, o son  violados sus derechos.

Dios mío solo te pido que nunca nos falte nuestros alimentos, la vida, el amor, la salud, por la fe  y por el trabajo diario que nos das. Dios mío cuida a nuestra Esquipulas.