• Fiesta en la Basílica del Santo Cristo de Esquipulas, en Guatemala, al conmemorarse 250 años de su bendición

GUATEMALA, Guatemala, enero. 5, 2010.- La Basílica del Santo Cristo de Esquipulas está de manteles largos. 

Este lunes se concluyó con el Año Santo Jubilar, iniciado el año pasado por conmemorar los 250 años de su bendición.

La bendición a este centro espiritual se llevó acabo el 4 de enero de 1759 por el obispo de Comayagua, Honduras, Diego Rodríguez de Rivas y Velasco, conjuntamente con autoridades de esa época.

El Año Santo Jubilar consiste en un tiempo de bendición y unión en la fe para los feligreses católicos.  Por este motivo el Vaticano nombró a la Basílica Papal de San Pedro en Roma con un “Vínculo Espiritual de Afinidad en Unidad de Devoción” con esta iglesia chapina.

“Este vínculo es el único de todas las iglesias que existen en Centroamérica y la segunda en América Latina, lo cual significa que los fieles podrán ser bendecidos sin necesidad de ir a Roma”, declaró el sacerdote Hugo López, secretario ejecutivo del Comité Permanente para la Basílica de Esquipulas.

Esta fiesta llevó a que miles de fieles guatemaltecos se congregaran para escuchar el mensaje del Papa Benedicto XVI otorgado por el cardenal Rodolfo Quezada Toruño, quien también ofrecerá el perdón de los pecados por medio de la confesión, comunión y oración por las intensiones del Papa.

Para ver fotos click aqui.