Esquipulas, GuatemalaHistoria de Esquipulas

La cultura y tradición del municipio de Esquipulas, se basa en las fiestas religiosas de la Iglesia Católica, dentro de las cuales se destaca la veneración de fieles católicos hacia la imagen milagrosa del señor de Esquipulas, la cual lleva más de tres siglos de ser venerada. Las fiestas más importantes en el año son el 15 de enero que es el día del señor de Esquipulas y la celebración de las fiestas julias, realizadas en honor a Santiago Apóstol, patrón de la ciudad.

Historia

Antes de la conquista el Municipio de Esquipulas era reconocido con el nombre de Yzquipulas. Según libro del Cabildo, en su folio 162 Ysquipulas fue conquistada por primera vez en el año de 1525, por los Capitanes españoles Juan Pérez Dardón, Sancho de Barahona y Bartolomé Becerra, quienes fueron enviados por don Pedro de Alvarado. Pero habiéndose levantado los esquipultecos contra la autoridad del Rey en abril de 1530, aprovechando la situación política de la Capitanía General , según Fuentes y Guzmán, hubo necesidad de que el gobernador interino don Francisco de Orduña, enviara a los Capitanes Pedro de Amalín y Hernándo de Chávez, a reconquistar a Yzquipulas, ante quienes el cacique de Yzquipulas se rindió después de tres días de sangrientos combates, indicando que esto lo hacía: “Más por la paz y tranquilidad pública, que por temor a las armas castellanas”.

Cultura e identidad

Es común observar a penitentes que en ofrecimiento de sus pecados realizan obras de arrepentimiento como el caminar desde la calle real y la entrada del atrio hasta el altar mayor de rodillas para ofrecer su cuerpo para la redención de los pecados.

En el municipio, no existe la presencia de etnias o grupos indígenas propios del lugar, sin embargo, suele verse principalmente en la cabecera municipal trajes típicos de todas las etnias del país, esto se debe a que grupos étnicos realizan romerías o excursiones con fines de visita religiosa a venerar a la imagen del Cristo Negro en la Basílica de este municipio, principalmente del occidente del país sin embargo, se conoce que este era un sitio dominado por la etnia Chortí, la que actualmente solo se concentra en los municipios de Olopa, Jocotán, Camotán y San Juan Ermita.

Costumbres y tradiciones

En Esquipulas se encuentra uno de los lugares de peregrinación más descollantes de Mesoamérica, por la advocación al Cristo Negro, que ha generado múltiples leyendas, como por ejemplo de que este Cristo es negro porque está asentado en un cerro encantado de los ancestrales pobladores mayas, que tenían como deidad a un dios de Xibalbá que se pintaba de negro.

Las celebraciones del Señor de Esquipulas en el mes de enero conllevan peregrinaciones, rezos, penitencias, novenarios, cumplimientos de promesas, ofrendas, agradecimientos y exvotos. Sus rituales forman todo un mundo sacro alrededor de su culto.

Debe de insistirse que el arraigo de esta veneración, se conecta directamente con las deidades prehispánicas chortíes, que sincretizadas y redemantizadas por los españoles desde los inicios de la colonización dieron como resultado una tradición maravillosa. Después de la Semana Santa, esta es la conmemoración por excelencia, más trascendental de Guatemala.

Fiesta patronal

La fiesta patronal de Esquipulas se celebra el 15 de enero, fecha en la que se encuentra la ciudad repleta de ventas callejeras de toda clase de artículos y artesanías. Es también cuando llega la mayor cantidad de peregrinos a la ciudad provenientes de Guatemala, El Salvador, Honduras y otros países. Es costumbre ingresar a pie hasta el templo, en parte por devoción y en parte porque la aglomeración no permite hacerlo de otra manera. Aquellos que piden por alguna intención en especial pueden hacer parte del recorrido de rodillas.

Lugares Sagrados

Peregrinar a los centros sagrados ha sido una de las constantes de la cultura del guatemalteco desde los tiempos arcaicos. Hilos que tejen la trama de este envoltorio fascinante son las rutas sacras y los caminos que conducen al sacro epicentro de santos, deidades y nahuales. Los hombres que habitan los pueblos que transitan por ellos cargados de candelas, pom, incienso, licor blanco, henchidos de oraciones y oblaciones. Con el alma prendida de misticismo van a buscar a los antepasados en cerros, valles, templos y santuarios.

Las peregrinaciones al templo de Esquipulas, para venerar al Cristo Negro constituyen uno de los movimientos sociales de mayor profusión desde los tiempos prehispánicos hasta nuestros dias, la simbiosis perfecta entre antiguas creencias y la fe cristiana.

Es el sincretismo, el cristianismo animista guatemalteco en todo su esplendor. Las peregrinaciones a Esquipulas flanquean la Historia, desde las profundidades del mito antiguo hasta los rituales contemporáneos. Cambian los templos, pero las esencias de la creencia han permanecido por más de setecientos años, desde 1200 d. de C. hasta nuestros días, sin mayores modificaciones.

La Cueva De Las Minas: Están ubicadas al sur de la ciudad a un costado de la Basílica y a un kilómetro de distancia de la carretera que conduce a Honduras, existen algunos cerros del cual uno de ellos fue perforado en forma de cruz acostada de norte a sur, en las márgenes del Río Chacalapa o de los Milagros.

La Piedra De Los Compadres: Esquipulas tiene tanta historia a cuál más emotiva y simpática, que hasta las piedras tienen su historia, este monumento natural se encuentra al norte de la ciudad y a dos kilómetros de distancia, situado exactamente donde pasa la carretera antigua de terracería que conectaba a Esquipulas con Quezaltepeque y Chiquimula.