en lo que va del año dos terremotos de magnitudes catastróficas han causado la muerte de miles de personas inocentes de los países de Haiti y Chile.

 

Es cuando mi mente y  corazón recapacitan al ver tantas familias destrozadas por los fenómenos naturales que con tanta fuerza han ocurrido en nuestro planeta tierra.

Dejando mucho dolor, hambre, sequía, enfermedades, muertes, y familias desintegradas.

 

(Terremoto en el país de Haítí)

Según en la historia en Guatemala sucedió un terremoto  de la misma magnitud, el cual dejo secuelas muy profundas en las vidas de los guatemaltecos. La pregunta es ¿estaremos preparados para soportar estos fenómenos naturales en nuestro país?

La respuesta puede ser imposible a nuestra interrogante, debido  a  lo escrito en la santa Biblia las profecías se están cumpliendo poco a poco. Y mientras en otros países como Estados Unidos y  Venezuela  los presidentes discuten constantemente peleando como perros y gatos, otros países como China explota a sus trabajadores, y como no mencionar a nuestra querida Guatemala que la corrupción es el pan de cada día entre tanto robo de dinero del país.

 

(Terremoto en el país de Chile 2010)

Sin tan solo nos diéramos cuenta todos los seres humanos que somos tan pequeños y débiles, y que todos  somos iguales, el mundo fuera diferente. Mejor envés de estar peleando lo mejor seria tendernos la mano y salir adelante.

Solo le pido a Dios que  perdone tanta maldad que existe en todo el mundo, y que sobresalga la paz  en los corazones de los seres humanos de todo el planeta tierra.

Si deseas ayudar al país de Haití  clic aquí.

Si deseas ayudar  a el país de  Chile click aquí.