El CSD Municipal alzó la noche del domingo, el trofeo que lo acredita como Campeón del Torneo Apertura 2009 luego de empatar sin anotaciones en el juego de vuelta de la Gran Final del campeonato guatemalteco de fútbol (1-0 agregado).

 

El triunfo escarlata se convierte en la décima ocasión que derrotan a sus más acérrimos rivales en una cita final, de un total de 15 ocasiones en que se han enfrentado en dichas instancias.

 

A pesar de que el juego concluyó sin anotaciones, el agua y lo rápido que el balón corría sobre el césped del Nacional Mateo Flores, hicieron de este juego bastante entretenido con opciones de anotar en ambos arcos, mismas que fueron neutralizadas por los cancerberos.

 

Fue precisamente el equipo del argentino Jorge Habegger el que impuso el ritmo de juego al inicio del mismo, llevando peligro al arco de Guerra desde los primeros minutos, poniendo en serios aprietos a los defensores del conjunto blanco.

 

Los albos respondieron y complicaron a Jaime Penedo en varias ocasiones, sin embargo el panameño volvió a demostrar por qué es considerado el mejor guardameta del área y solventó con aparente facilidad las opciones más claras del equipo rival.

 

A pesar del frío y la lluvia, un buen número de aficionados se dieron cita al coloso de concreto de la zona 5 para apoyar a sus respectivos equipos, los colorados siendo locales tuvieron mayoría abrumadora, los blancos sin embargo, se hicieron sentir.

 

La presión en la segunda mitad fue más fuerte y los cremas estuvieron cerca de encontrar el gol de la paridad en la serie y que forzaría a un alargue de 30 minutos, pero la historia parecía estar escrita cuando en varias ocasiones el balón fue detenido en la propia línea para evitar la anotación del cuadro de Comunicaciones.

 

No hubo tiempo para más y fue nuevamente el cuadro escarlata el que festejó ante la mirada incrédula de los jugadores blancos que lucharon para disputar el título luego de haber terminado en sexto lugar la clasificación, aunque inmerecido sería luego de mostrarse tan apáticos durante la primera fase del campeonato.

 

Municipal también tuvo sus momentos difíciles durante el torneo, sin embargo nunca se dio por vencido a pesar de que las circunstancias obligaron a un cambio de entrenador, el grupo siempre tuvo como objetivo el ser campeones y así fue como lo lograron.

 

El gran ausente ha sido sin duda Juan Carlos Plata, quien estuvo apoyando todo el tiempo a sus compañeros, honor a quien honor merece, levantó el trofeo de campeón una vez junto al presidente y esta vez el técnico Jorge Habegger.

 

Veintisiete Títulos de Liga, se suman a los 8 que posee en Torneos de Copa, más los cinco títulos internacionales, cuatro centroamericanos y uno más de CONCACAF, sin duda el más exitoso en nuestro país y de los más fuertes en el área mesoamericana.

 

El gol de Martín Crossa sobre el final del primer partido, fue suficiente para que Municipal hoy celebre de nuevo, este sin duda quedará grabado en la memoria del uruguayo que festeja su primer campeonato y que junto a Jaime Penedo se convierten en héroes para la afición escarlata.

Fuente: Rojos.com