Debido a su importancia como centro turístico y religioso, la población de Esquipulas se dedica mayormente al comercio, así como también tiene como su fuerte el cultivo de café, produciendo en sus montañas una de la mejores variedades de más alta calidad de café existente. Actualmente el turismo religioso y la industria hotelera han tenido un gran auge, alentado por el gran número de peregrinos que visitan a la consagrada imagen del Cristo Negro de Esquipulas.

El Café es el producto más vendido por los esquipultecos a nivel mundial siendo este uno de los ingresos más numerosos en la economía de las familias esquipultecas.

Esquipulas produce actualmente el mejor café del mundo, llevando este delicioso sabor a todas partes del mundo.