Un hondureño con mucho amor para dar es nuestro querido amigo Alvarado, quien siempre en su viaje a Esquipulas trae víveres para los niños de la ciudad de la Felicidad.

 

Aquí les traigo lo que prometí menciono en sus palabras Don Jesús a todos los niños que viven en la Ciudad de la Felicidad. De inmediato todos los niños emocionados llegaron a recibir al buen samaritano hondureño, quien en sus manos llevó muchas galletas, juguetes, avenas, sal, azúcar y muchos artículos de consumo diario.

 

Ya son varias veces que nuestro querido amigo Jesús viene a Esquipulas y desde que tenemos el conocimiento siempre a visitado este lindo lugar esquipulteco donde habitan varios niños huérfanos o de escasos recursos económicos.

[mudslide:picasa,0,walterglandaverry,5559607277829477969]