Gracias a Dios esta navidad no hubo nada que lamentar como en años anteriores, las fiestas dicembrinas fueron de alegría y reunión familiar en este año 2010.

 

Durante la quema de cohetes al llegar las 12 horas del día 24 de diciembre, no se escucho disparos al aire de armas de fuego, como se acostumbraba en años anteriores, Este año los hogares esquipultecos festejaron tranquilamente la Navidad.